No hay nada más placentero que tomar un tentempié a medio día, con unas buenas tapas de ibéricos. Sobre todo ahora, que llega el esperado verano y las tapas se convierten en las reinas de cualquier reunión entre amigos. Ya sea en un bar o en nuestra propia casa, hay algunos productos ibéricos que se convierten en los protagonistas del aperitivo.

Conseguir estos embutidos ibéricos es muy fácil, ya que podemos comprarlos en tiendas físicas o recurrir a nuestra tienda para conseguir una pieza de la mejor calidad que poder degustar en nuestra mesa. Hoy te traemos algunas ideas con las que puedes preparar algunos aperitivos con los que sorprender a tus comensales.

Sencillez

Una de las presentaciones que nunca falla es la del ibérico ya sea Jamón, Paleta o embutido, acompañado por unas rebanadas de pan o algunos colines. Aunque puede parecer austero, lo cierto es que la sencillez de este plato hace que podamos degustar todo el sabor de los ibéricos. Para poder disfrutar de todos los sabores de los embutidos ibéricos lo mejor es sacarlos de la nevera unos 10 minutos antes de consumirlos. Lo bueno de estos productos es que ya se pueden encontrar envasados al vacío en todas las tiendas y supermercados. Conservando así el producto todo su sabor, con lo que podemos guardarlos en casa durante mucho tiempo antes de su degustación.

ibericos

Cocina innovadora

Para los más cocinitas, hay algunos trucos con pocos ingredientes que pueden convertir una loncha de Jamón Ibérico (además como ya comentamos en un post anterior, el jamón ibérico es un producto muy bueno para la salud) en una auténtica delicatessen digna de los más altos restaurantes de lujo. Por ejemplo, creando unos entremeses con puré de patata y jamón en raciones muy pequeñas sobre una tosta de pan muy fino. 

Un buen ejemplo de aperitivo frío es la ensaladilla con Taquitos de  Jamón Triple Equis.

El lomo ibérico de bellota o cebo también tiene unas posibilidades increíbles. Por ejemplo, combinándolo con unas lonchas finas de un queso de sabor suave como el brie o el queso de cabra si queremos un toque más intenso. La presentación queda muy elegante y los sabores casan a la perfección con los paladares más exigentes.

Cocina mediterránea

También podemos utilizar salchichón ibérico de Jabugo, un poco más exigente a la hora de combinarlo con otros alimentos, pero igualmente válido para nuestros entremeses creativos. Por ejemplo, podemos acompañarlo de tostas con tomate natural y albahaca logrando una mezcla de sabores únicos típicos de la cocina mediterránea.

El chorizo ibérico, otro de los clásicos entre los embutidos, puede combinarse también con varios tipos de queso que hagan resaltar más su sabor, o acompañarlo con un poco de aceite de oliva virgen extra.

Siempre hay que buscar una buena combinación ya que si los ingredientes que utilizamos para crear estos aperitivos tienen un sabor muy intenso pueden hacer que se pierda el auténtico sabor de los ibéricos. Si dudamos sobre si va a gustar a nuestros invitados, lo mejor es apostar por la versión sencilla, donde el pan y el aceite de oliva es el acompañante de estas piezas que, ya de por sí, nos ofrecen unos grandes sabores.

Estas son nuestras sugerencias, nos encantaría que comparta la suya. Muchas gracias.

Si te ha gustado... Comparte 🙂
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone