Tacos Ibéricos Maximiliano Jabugo

Tacos Ibéricos

Original receta de Auténticos Tacos Mejicanos con Jamón Ibérico Maximiliano Jabugo.

La gastronomía española es rica en recetas e ingredientes y uno de estos ingredientes, el Jamón Ibérico ya sea de bellota, recebo o cebo, se adapta perfectamente a la mayoría de los platos enriqueciéndolos.

¿A que no imaginamos una receta extranjera con un aceite que no sea de oliva?, seguro que todos hacemos los platos que mas nos gustan sustituyendo la grasa o parte de ella por nuestro aceite de oliva por ser un producto de gran calidad, pues igual pasa con el Jamón Ibérico.
Para muestra, unos tacos mejicanos con guacamole y unos taquitos de Jamón Ibérico.

Guate, ¡¡Aquí hay jamón!!

copia 10 02 2015 109 225x300 Tacos Ibéricos Maximiliano Jabugo

Tacos Mejicanos con taquitos de jamón maximiliano Jabugo

Ingredientes que necesitas para preparar los Tacos Ibéricos

- 1 Pimiento verde
- 1/2 Pimiento Rojo
- 1 Calabacín
- 1/2 Cebolla
- 1 Diente de Ajo
- 1 Vasito de arroz basmati
- 1 Pechuga de pollo
- 1 Sobre de Taquitos de Jamón Ibérico Maximiliano Jabugo
- Guacamole
- Aceite de Oliva Virgen Extra
- Pimienta
- Sal
- Tortitas de Maíz

Elaboración:

Ponemos a hervir el arroz y apartamos. Mientras, calentamos el aceite y cuando esté caliente, añadimos las verduras troceadas y el ajo. Cuando esté el sofrito hecho, añadimos la pechuga de pollo cortada en tiras y sofreímos, añadimos el arroz hervido y los tacos de Jamón de Maximiliano Jabugo. Removemos durante un par de minutos y salpimentamos.
Calentamos las tortitas en la sartén hasta que estén doradas y reservamos

Montaje:

Sobre cada tortita ponemos una base generosa de guacamole y rellenamos con las verduras con el Jamón Ibérico. Podemos añadir cualquier salsa mejicana al gusto.

Si te ha gustado esta receta, te recomiendo que compartas y si tienes tiempo visites el apartado recetas.

¿Cómo cortar un Jamón Ibérico? Los Mejores consejos.

¿Cómo cortar un Jamón Ibérico? Los Mejores Consejos.

Para apreciar todas las propiedades del jamón ibérico como los aromas, las texturas y los sabores es necesario cortar la pieza de una manera adecuada. Cortar el jamón ibérico ya sea de bellota, recebo o cebo, es todo un arte y hay pocas personas que lo hagan de una manera correcta. Nos encantará ayudarte a que seas una de ellas.

Son muchos los aspectos que hay que tener en cuenta para que las lonchas sean de calidad y poder apreciar el mejor sabor del jamón, ya sea serrano o ibérico.

La temperatura y el sitio adecuado:

El primer paso es mantener la pieza en un lugar donde la temperatura sea adecuada, esto nos ayudará a que la grasa sea fluida y ayudará deslizamiento del cuchillo por la pieza,  Lo mejor es que esté en una habitación fresca y seca, preferiblemente entre los 23 y los 30 grados. Además a esta temperatura la grasa del jamón ibérico esta en su punto óptimo y disfrutaremos de su mejor sabor.

Elija un sitio apropiado, siéntase cómodo. Con espacio suficiente para desenvolverse, repare en que va a utilizar un cuchillo de hoja larga muy afilado y que su manejo reviste peligro. Ojo si hay niños cerca, pruebe este consejo, ” Como no os alejéis, os quedáis sin probarlo”. Por la cuenta que les traerá, se quitarán del medio.

Cuchillos necesarios, soporte adecuado y el comienzo del corte:

Coloque y fije firmemente la pata en el jamonero, evitando que “baile”, la mayoría de accidentes domésticos mientras se corta un jamón ocurren por falta de fijación de la pata en la tabla de corte.

Cuchillos necesarios, aunque lo habitual es usar un solo cuchillo, les recomendamos tener a mano dos tipos, Uno se usará para abrir la pieza dándole el primer corte y separando la parte de la piel del magro, este será de hoja ancha y corta, también llamado cuchillo deshuesador.

El otro es el cuchillo jamonero que conocemos habitualmente: con una hoja larga y afilada que nos permita dar cortes muy finos para sacar las mejores lonchas.

Antes de seguir profundizando en el corte a cuchillo, hay que tener siempre presente la principal norma de seguridad en el corte a cuchillo, la mano contraria a la que sostiene el cuchillo la debemos mantener por encima del cuchillo (como se aprecia en la foto), esto evitará posibles cortes.

Una vez dicho esto, con los cuchillos bien afilados y el jamón en el jamonero, podemos comenzar;

Empezar el jamón por lado correcto, Loncha a loncha:

 Aunque muchas personas lo empiezan por cualquier parte, lo correcto o lo que siempre recomendamos es poner la parte de la “suela” de la pezuña hacia arriba y empezar por ahí, por que es la zona donde encontraremos las lonchas más veteadas, los mejores sabores y aromas. Esta parte del jamón se denomina “Maza”.

Al colocarlo en esta posición, además, la grasa va bajando poco a poco y dando más textura y sabor a la zona más estrecha de la pata. Comenzaremos limpiando el tocino y corteza de la zona que vayamos a consumir, si tenemos previsto cortar la pieza completa en el mismo día podemos limpiar el tocino de recubrimiento y la corteza por completo. Si no lo vamos a cortar entero en el mismo día, simplemente iremos cortando lateralmente la corteza y el tocino de lo que estimemos oportuno para disfrutar de lonchas de magro y tocino, sin corteza ni tocino exterior ( tocino de color más amarillento).

Un ejemplo de comienzo de una pieza, Empezar el corte en dos minutos.

elcorte 300x135 ¿Cómo cortar un Jamón Ibérico? Los Mejores consejos.

Puede parecer trivial, pero la dirección en la que se corte la loncha de jamón puede influir notablemente en el sabor. Si no se hace de manera correcta, la carne tendrá un sabor agradable, pero no será tan espectacular como podría llegar a ser. Para hacerlo bien hay que seguir el veteado del jamón. La grasa se fundirá con la carne y creará unos aromas únicos que ayudan a probar el jamón en todo su esplendor. El tamaño de la loncha perfecta es de 4cm por 3 cm apróx.

El grosor de la loncha:

Algo que parece tener claro todo el mundo es que el grosor de la loncha influye en el sabor. Y es así. Al tener un corte demasiado grueso masticamos más carne, pero las papilas no llegan a saborear todos los aromas que pueden concentrarse en el jamón. Por eso, cuanto más fino sea el corte, mejor se podrá admirar el sabor de una buena pieza de jamón ibérico.

Cómo conservarlo una vez abierto:

Lo habitual es consumir la pata de jamón poco a poco: a no ser que sea una gran comida no suele acabarse el mismo día que se comienza. Por eso la conservación es fundamental. Además de la temperatura que ya se ha indicado, para mantener la zona del corte guardaremos unas lonchas del tocino que quitamos al limpiar la pieza antes de empezar el corte, y las colocaremos encima de la zona que vayamos consumiendo para que ésta se mantenga. De esta forma se evita que se contamine con sustancias del exterior y se conservan todas las propiedades intactas.

Con estos consejos prácticos, esperamos que disfruten de este arte y si tienen alguna duda o sugerencia estaremos encantados de atenderles, en el teléfono Gratuito de Atención al Cliente 900 1900 00.

 

El placer del aperitivo ibérico

No hay nada más placentero que tomar un tentempié a medio día, con unas buenas tapas de ibéricos. Sobre todo ahora, que llega el esperado verano y las tapas se convierten en las reinas de cualquier reunión entre amigos. Ya sea en un bar o en nuestra propia casa, hay algunos productos ibéricos que se convierten en los protagonistas del aperitivo.

Conseguir estos embutidos ibéricos es muy fácil, ya que podemos comprarlos en tiendas físicas o recurrir a nuestra tienda para conseguir una pieza de la mejor calidad que poder degustar en nuestra mesa. Hoy te traemos algunas ideas con las que puedes preparar algunos aperitivos con los que sorprender a tus comensales.

Sencillez

Una de las presentaciones que nunca falla es la del ibérico ya sea Jamón, Paleta o embutido, acompañado por unas rebanadas de pan o algunos colines. Aunque puede parecer austero, lo cierto es que la sencillez de este plato hace que podamos degustar todo el sabor de los ibéricos. Para poder disfrutar de todos los sabores de los embutidos ibéricos lo mejor es sacarlos de la nevera unos 10 minutos antes de consumirlos. Lo bueno de estos productos es que ya se pueden encontrar envasados al vacío en todas las tiendas y supermercados. Conservando así el producto todo su sabor, con lo que podemos guardarlos en casa durante mucho tiempo antes de su degustación.

ibericos 300x265 El placer del aperitivo ibérico

Cocina innovadora

Para los más cocinitas, hay algunos trucos con pocos ingredientes que pueden convertir una loncha de Jamón Ibérico (además como ya comentamos en un post anterior, el jamón ibérico es un producto muy bueno para la salud) en una auténtica delicatessen digna de los más altos restaurantes de lujo. Por ejemplo, creando unos entremeses con puré de patata y jamón en raciones muy pequeñas sobre una tosta de pan muy fino. 

Un buen ejemplo de aperitivo frío es la ensaladilla con Taquitos de  Jamón Triple Equis.

El lomo ibérico de bellota o cebo también tiene unas posibilidades increíbles. Por ejemplo, combinándolo con unas lonchas finas de un queso de sabor suave como el brie o el queso de cabra si queremos un toque más intenso. La presentación queda muy elegante y los sabores casan a la perfección con los paladares más exigentes.

Cocina mediterránea

También podemos utilizar salchichón ibérico de Jabugo, un poco más exigente a la hora de combinarlo con otros alimentos, pero igualmente válido para nuestros entremeses creativos. Por ejemplo, podemos acompañarlo de tostas con tomate natural y albahaca logrando una mezcla de sabores únicos típicos de la cocina mediterránea.

El chorizo ibérico, otro de los clásicos entre los embutidos, puede combinarse también con varios tipos de queso que hagan resaltar más su sabor, o acompañarlo con un poco de aceite de oliva virgen extra.

Siempre hay que buscar una buena combinación ya que si los ingredientes que utilizamos para crear estos aperitivos tienen un sabor muy intenso pueden hacer que se pierda el auténtico sabor de los ibéricos. Si dudamos sobre si va a gustar a nuestros invitados, lo mejor es apostar por la versión sencilla, donde el pan y el aceite de oliva es el acompañante de estas piezas que, ya de por sí, nos ofrecen unos grandes sabores.

Estas son nuestras sugerencias, nos encantaría que comparta la suya. Muchas gracias.